Sesión de entrenamiento básica para un equipo de fútbol infantil

Durante las diferentes sesiones semanales, iremos practicando ejercicios de tipología muy variada aunque seguramente nuestras sesiones tengan un patrón o una estructura parecida

Para cualquier sesión de entrenamiento que nos planteemos llevar a cabo, tendremos que realizar un proceso de planificación o preparación en función de los objetivos generales que queramos ir consiguiendo y también según lo que queramos analizar o mejorar del último partido.


Todas las sesiones de entrenamiento e independientemente de la edad de los jugadores, estarán formadas por una parte física, una deportiva y muy probablemente también por unos ejercicios para mejorar la táctica. Según la edad o categoría, priorizaremos o le daremos más peso a unos aspectos o a otros. Es bueno en este sentido, intentar que en cualquiera de las partes el balón esté presente y los trabajos u objetivos de equipo.


Parte física

El típico ejercicio de dar diez vueltas al campo quizás deberíamos limitarlo al máximo y realmente con un par de vueltas para empezar con el calentamiento ya tendríamos suficiente. Después sería bueno hacer uno o dos ejercicios con juegos por equipos. Así, realizaremos un buen calentamiento mientras no cargamos a los jugadores con algo que puede afectar al ánimo con el que afrontarán el resto de la sesión. Además, con los ejercicios por equipos, iremos potenciando lo que muchas veces hemos comentado del trabajo en equipo, el buen ambiente, etc.


Parte deportiva

Como decíamos antes, en ese punto es bueno que dividamos la sección o los ejercicios en dos partes. Primero podemos plantear ejercicios que estén relacionados con mejorar o potenciar acciones que últimamente o durante el partido anterior no están saliendo de la mejor manera posible. Además de practicar estos aspectos, los jugadores verán que la sesión está relativamente preparada y que tiene un cierto sentido. La plantilla verá entonces que el entrenador está comprometido con su función y con el equipo y con su ejemplo quizás el compromiso de los jugadores sea mayor.


Parte táctica

Aquí también es una buena opción separar los ejercicios generales de los que queramos enfocar respecto al último partido. Pero, y en el caso de un equipo de categoría infantil, no deberíamos extendernos mucho con este tipo de ejercicios porque tenemos que tener en cuenta que nuestros jugadores son muy jóvenes y quizás es más importante formarles en aspectos deportivos y educativos que en los que son puramente tácticos.



Las sesiones las podemos finalizar con un partido corto porque realmente es lo que más atrae a nuestros jugadores y porque siempre es bueno acabar las sesiones con buen sabor de boca. No olvidemos que la temporada es muy larga y el resultado final tanto en sensaciones como en resultado, dependerá de todos los entrenamientos y de todos los partidos. Por eso si vamos construyendo cada día un buen ambiente de trabajo y de relaciones personales, el resultado final probablemente se acerque al que nos planteamos al inicio de la temporada. Como ejemplo, tendríamos la siguiente estructura para una sesión de una hora y cuarto de duración:


  • breve charla introductoria para explicar la sesión y los objetivos
  • calentamiento:
    • juego de posesión
    • ejercicios de movilidad
  • estiramientos
  • juego en grupo
  • rondos
  • juego de posesión
  • jugadas combinadas
  • estiramientos
  • resumen de la sesión
Volver
Contenido relacionado