Qué pueden hacer los jugadores suplentes mientras están en el banquillo?

Todo jugador ha sido, puede que lo sea y probablemente será suplente en algún momento de la temporada. Aunque es una situación que puede llegar a ser bastante incómoda, hay ciertos hábitos a potenciar para los jugadores que durante un partido tienen que ocupar un lugar en el banquillo.

Durante una temporada hay situaciones que acaban siendo incómodas aunque en cierta manera son inherentes a cualquier equipo de fútbol. Los resultados negativos, las lesiones, ciertas actitudes del público... pueden generar momentos complicados durante la temporda que hay que saber gestionar. Otra circunstancia que puede afectar negativamente a los jugadores es la suplencia durante los partidos y el hecho de tener que presenciar el partido de los compañeros desde el banquillo. 


Tenemos diversas opciones para evitar que el estado de no titularidad en un partido afecte lo mínimo posible a nuestra plantilla. La solución principal de la que ya hablamos en su día es la gestión correcta de las rotaciones. De esta manera todos los jugadores se sentirán importantes y valorados. Otro posible recurso para minimizar el percance de la suplencia, es potenciar una serie de acciones a desarrollar mientras se ocupa el banquillo. Estas actividades ayudarán a seguir completando la formación de los jugadores con el aumento de la concentración, el incremento de la capacidad de análisis y síntesis, etc. También le darán otro rol a la función o al estado de un suplente y provocará que los jugadores, en especial los más pequeños, no estén demasiado activos durante el partido.


Actividades a realizar por los suplentes en el banquillo


  • Llevar el material: siempre que vayan variando los encargados, es bueno que los jugadores cuiden del material y se preocupen de que siempre esté diponible para cuando se pueda necesitar: balones, petos, botiquines, etc.


  • Análisis de acciones: en función de la categoría del equipo, los suplentes pueden encargarse de apuntar ciertas acciones que se dan durante los partidos como los saques de esquina, las faltas, los acciones de ataque... Los jugadores se mantendrán concentrados y ayudarán en la elaboración de informes importantes para el cuerpo técnico.


  • Estadísticas de jugadores: también en función de la categoría, es bueno que se vayan apuntando en una lista previamente elaborada por el entrenador, algunas acciones básicas de los compañeros como los disparos a portería, los balones robados o perdidos, las faltas recibidas o cometidas...


  • Apuntes para el entrenador: durante el transcuro de los partidos, hay ciertas ideas que el cuerpo técnico va teniendo y que serán importantes para el análisis que se hará durante el descanso. Son ideas que surgen de manera rápida y la ayuda de algunos jugadores para ir apuntándolas servirá para realizar un mejor resumen de la primera parte.


  • Estadísticas del contrario: siguiendo con la idea anterior, que los suplentes apunten ciertas acciones del contrario también ayudará al cuerpo técnico durante el feedback del intermedio. Al analizar también al contrario, se potenciará el conocimiento del juego por parte de nuestros jugadores.


Este conjunto de actividades mantendrán a los suplentes activos con funciones que pueden aportar muchas cosas positivas al equipo. Además, son acciones que desarrollarán todos los miembros de la plantilla alguna vez durante la temporada y significarán más oportunidades para conseguir la deseada formación completa que queremos para nuestros jugadores.

Volver
Contenido relacionado