Principios que todo entrenador debería plantearse tener y potenciar

Cuando una persona es entrenador en etapas de formación, es bueno que tenga claros unos principios generales a transmitir a sus jugadores. Junto con la formación deportiva, esto llevará a una educación más completa

Normalmente cuando una persona inicia una carrera como entrenador, lo hace después de haber jugado a fútbol durante muchos años y con un equipo que está empezando en el fútbol base, ya sea un pre-benjamín o benjamín. En muchas ocasiones el entrenador es bastante joven y sigue siendo jugador en el mismo club o en algún otro cercano. Por lo tanto, y como hemos dicho en otras ocasiones, la figura de este tipo de entrenador es muy importante para llevar a cabo una buena iniciación de sus jugadores en el fútbol y para ayudarles también en su formación como persona.


Aunque cada entrenador tendrá su manera de ver el deporte, sus estrategias preferidas, sus hábitos de entrenamiento y su manera de llevar el equipo, es bueno que como mínimo pueda plantearse el tener o transmitir una serie de valores, que le ayudarán en sus objetivos como entrenador. 


  • Diversión: todo niño y niña que empieza a jugar a fútbol desde que son muy pequeños, lo hacen por diversión. En según que edades será difícil transmitirles ciertos conocimientos, por eso es importante que siempre esté presente ese componente de diversión para que los jugadores sigan motivados y continúen jugando temporada tras temporada. Si se divierten, irán adquiriendo e interiorizarán mucho mejor todos los conocimientos.
  • Respeto: aunque el entrenador es el adulto y el que tiene más experiencia y formación, no puede olvidar tratar con respeto a todos y cada uno de los integrantes de la plantilla. Siempre ocurre que hay varios jugadores muy buenos y otros que tienen más dificultades. Por eso, todos los jugadores tienen que ver que son tratados de la misma manera. A los que citábamos primero les ayudará a no creerse mejor que el resto y a los que no destacan tanto, les servirá para no perder la motivación. Además, debemos enseñar a pensar a los jugadores y que en ocasiones, y con nuestra ayuda, encuentren la solución por ellos mismos.
  • Equipo: la palabra equipo es una de las más importantes. Al no ser un deporte individual, todos los objetivos y resultados se consiguen o no en forma de equipo. Cuando se gana, lo hace todo el grupo y exactamente lo mismo cuando se pierde. Esto no lo puede olvidar el cuerpo técnico ni la plantilla y a medida que se vaya subiendo de categoría, el grupo adquirirá mucha más relevancia e incluso podría convertirse en una especia de "familia deportiva".
  • Ejercicios reales: para que evolucionen más rápido, una gran parte de los ejercicios que planteamos para los jugadores durante los entrenamientos, tienen que mostrar situaciones de partido y de competición reales. Así, cuando se enfrenten a ellas durante el fin de semana, tendrán más experiencia y capacidad para resolverlas. 
  • Paciencia: es clave para cualquier entrenador y persona del cuerpo técnico. Es mucho más fácil decir una cosa que hacerla, y desde la banda todo puede parecer posible. Por eso, el entrenador con experiencia como jugador, quizás tiene una ventaja si consigue no olvidar lo que es ser jugador. Podrá entender ciertas sensaciones o percepciones de sus jugadores y tratarlas como a él le gustaría si fuera el jugador. Paciencia durante los partidos, y en especial durante los entrenamientos, ya que se repetirán muchas veces los ejercicios y lo más probable es que no salga bien ni a la primera, ni a la segunda, ni a la tercera.
  • Valores asociados al deporte: hay otros valores o principios que el entrenador debería transmitir a la plantilla y que están asociados al fútbol en particular y a la vida en general como el sacrificio, el esfuerzo o el compañerismo.



Si cada ejercicio, entrenamiento, charla o partido lo planteamos con estos principios o maneras de actuar, potenciaremos el crecimiento deportivo y educativo de los jugadores y, por lo tanto, cumpliremos uno de nuestros objetivos como entrenador. Además, si los entrenadores se comportan así, probablemente también se diviertan más y sigan su camino como entrenadores y formadores.

Volver
Contenido relacionado