El fútbol playa y los beneficios de practicarlo

Durante las vacaciones es complicado en ciertas ocasiones poder seguir una metodología de trabajo, especialmente en lo relacionado con el aspecto físico. Con el fútbol playa, además de practicar un deporte que implicará pasar un rato agradable y divertido, los jugadores podrán de esta manera seguir manteniendo la forma física en la medida de lo posible.

El fútbol playa es una modalidad que ha experimentado un gran crecimiento en los últimos años. La espectacularidad de la versión en arena del deporte más famoso del mundo y el ambiente generado pueden ser algunos de los motivos que explican el auge de este deporte que empezó hace unas décadas en la playa brasileña de Río de Janeiro. Gracias a una competición en la que participaron grandes estrellas mundialmente conocidas, esta modalidad empezó a genear un elevado interés en muy poco tiempo y actualmente se organizan campeonatos y competiciones a nivel local, nacional, continental e incluso existe una copa del mundo con jugadores profesionales, muchos de ellos ex-futbolistas de primer nivel del fútbol convencional. Además, a partir de 2021 se creará un nuevo formato de champions league buscando potenciar un torneo más regular y en la que participarán los mejores equipos de las grandes ciudades europeas.


Principales reglas del fútbol playa

De manera resumida y para hacernos con una idea más profunda de lo que implica este deporte, citaremos las principales reglas que hay que tener en cuenta para entenderlo un poco mejor:


  • Hay tres partes de 12 minutos efectivos cada una, separadas por dos intervalos de dos minutos de descanso cada uno.
  • En un partido de fútbol playa no se puede empatar. Si después del tiempo reglamentario el partido acaba en tablas, se jugará un tiempo extra de tres minutos. Si después de esta parte adicional el empate continúa, se disputará una tanda de penaltis que aportará al ganador dos puntos en lugar de los tres que se consiguen si se gana durante el tiempo reglamentario.
  •  Los cambios, que son ilimitados, pueden hacerse durante la acción del juego. Y aunque se incluye al portero, existe una zona delimitada para ello. Hay que aclarar que los equipos empiezan el partido con un portero, cuatro jugadores de campo que empezarán de inicio y hasta siete jugadores suplentes.
  • En cuanto a las sanciones disciplinarias, un jugador que sea expulsado puede ser reemplazado por otro pero cuando se cumplan los dos minutos de sanción que acarrea la falta disciplinaria. Sin embargo, si antes de que acabe este periodo el equipo en inferioridad recibe un gol, podrá substituir al jugador expulsado justo después de encajar. Además, los jugadores no tienen un número de faltas predeterminadas.
  • Los guardametas tienen un área en la que pueden moverse libremente con el balón en las manos aunque disponen de cinco segundos para poner el balón en juego. Solo lo podrán hacer con las manos y en ningún caso esto podrá significar meter un gol directo. Tampoco podrán volver a recibir el balón de un compañero a menos que lo haya tocado un rival.
  • Todas las infracciones se sancionan con un tiro libre directo en el que nunca hay barrera defensiva. Cuando no es penalti, la falta se saca desde el punto en el que se ha cometido excepto cuando la infracción proviene de una pérdida de tiempo o de un segundo pase el portero, que implicará que la falta se saque desde la línea del centro del campo. Además, si una lesión no lo impide, la falta será lanzada por el jugador que ha recibido la infracción.
  • No se puede marcar un gol a partir del saque inicial, el fuera de juego no existe y los saques de banda se pueden ejecutar con los pies o con las manos.


Beneficios de practicar el fútbol playa

Junto con la intensidad, la explosividad y la diversión que acompaña a este juego, existen varias consecuencias positivas de practicarlo, especialmente para jugadores que se encuentran en un periodo vacacional en el que seguir entrenando es una tarea ciertamente complicada.


  • Es un deporte bueno para todo el cuerpo. Al igual que en el fútbol tradicional, las piernas están en continuo movimiento lo que permite mantener la presión arterial en un buen nivel. Además, la dificultad añadida de jugar en la arena incrementa de forma notable la condición física al mismo tiempo que reduce el riesgo de lesiones por estrés del cuerpo gracias a su efecto amortiguador.
  • El ambiente es inmejorable. El sol, el mar y la brisa potencian la relajación y contribuyen a generar más endorfinas, hormonas que ayudan a combatir el estrés.
  • También ayuda a mejorar las habilidades técnicas debido entre otros motivos a la irregularidad del campo y al hecho de jugar descalzo.
  • Enfrentarse a nuevos y complicados retos también contribuye a fortalecer el aspecto mental de los jugadores.




Volver
Contenido relacionado