La necesidad de cuidar la dieta para complementar un buen entrenamiento

Es importante tener en cuenta que para que el entrenamiento sea lo más completo posible, debemos considerar la nutrición deportiva como un aspecto básico a mejorar y mantener durante la temporada.

Normalmente los entrenadores tienden a considerar la técnica, la táctica o los aspectos psicológicos como la motivación del grupo como los puntos básicos que deben transmitir a sus jugadores dentro de sus labores como educadores. En más de un artículo hemos hablado de ejercicios que pueden ayudar a mejorar aspectos técnicos o estratégicos, de hábitos para mejorar la unión de la plantilla o de prácticas a realizar en los entrenamientos para potenciar la resistencia de los jugadores. Los entrenadores deben intentar potenciar estos aspectos constantemente pero no deberían olvidar transmitir hábitos nutritivos desde que los jugadores más jóvenes empiezan a jugar a fútbol.


Siguiendo con el objetivo de formar y educar a los jugadores de la manera más completa posible, todo lo relacionado con la nutrición deportiva y con llevar una dieta sana y equilibrada conllevará a estar más cerca de alcanzar ese objetivo. Junto con un buen entrenamiento, es uno de los pilares básicos para conseguir con un rendimiento óptimo. Y además, en contra de lo que pueda parecer en un principio, la dieta de los futbolistas no debería ser muy diferente a la de cualquier persona que quiera llevar una vida sana.


Dieta básica de los futbolistas


  • Para el desayuno es primordial ingerir carbohidratos en forma de pan o cereales. Además también es deseable tomar leche y fruta para conseguir una buena dosis de minerales y vitaminas.
  • Es deseable para la comida, ingerir más carbohidratos y proteínas: arroz, pasta o legumbres combinado con unas verduras. Esta guarnición junto con un yogur o una pieza de fruta para el postre, aportará más vitaminas y minerales que ayudarán a completar la comida.
  • Para la merienda, una buena opción para que sea completa pero ligera puede incluir una pieza de fruta, un vaso de leche y frutos secos o un bocadillo pequeño.
  • La cena también debe aportar carbohidratos pero en menor cantidad que en la comida y es un buen momento para introducir las vitaminas y los minerales que podrían faltar. Adquieren aquí mayor importancia las verduras, las hortalizas, las frutas y los lácteos.


Aspectos a tener en cuenta en la dieta de los jugadores


  • La principal ingesta en un día de partido debería producirse 4 horas antes del mismo aproximadamente.
  • La dieta de un futbolista debe ser en cierta medida individualizada. Algunos factores que la determinarán son el peso, la altura, la composicion corporal o la demarcación que ocupa el jugador en el terreno de juego.
  • A excepción de la pretemporada, la dieta de los futbolistas es prácticamente idéntica durante toda la temporada sin tener cuenta si estamos al principio o al final de la misma.
  • No deberían existir alimentos prohibidos ni tampoco se debe permitir que un jugador coma lo que quiera y cuando quiera. Simplemente hay que tener en cuenta que las bebidas carbonatadas, las carnes grasas, los dulces o la bollería industrial deberían estar lo menos presente posible en la dieta de los futbolistas.
  • La hidratación es otro aspecto necesario a tener en cuenta antes, durante y después de los partidos.


Volver
Contenido relacionado