Jugadas ensayadas que podemos potenciar en nuestro equipo de fútbol

La estrategia es uno de los mejores métodos para tratar de conseguir un gol. Además, obtener un buen resultado de una jugada ensayada implicará una mayor satisfacción para el equipo porque será fruto de un gran trabajo previo.

Una parte del entrenamiento que los entrenadores pueden potenciar y trabajar con especial entusiasmo es la estrategia y las jugadas ensayadas. Son alternativas que pueden dar unos grandisímos resultados pero en las que hay tener en cuenta que influyen muchos factores que las convierten a su vez en acciones complicadas de trabajar y poner en práctica. Pueden convertirse en entrenamientos un poco pesados para los jugadores y en ocasiones díficiles de ejecutarlos durante los partidos porque acaban siendo demasiado influyentes los movimientos del equipo contrario.


Independientemente del grado de dificultad para poner en práctica y obtener resultados beneficiosos en este tipo de jugadas, es importante que los entrenadores potencien estas acciones en los entrenamientos. La estretagia puede practicarse durante el último entrenamiento de la semana, en los últimos minutos de cada entrenamiento o en días determinados de la semana y a pesar del método de trabajo escogido, es aconsejable que los entrenadores pongan empeño en trabajar las jugadas ensayadas porque además de ofrecer muchas alternativas para poder marcar un gol, se trabajarán otros aspectos básicos como la concentración o el trabajo en equipo.


Sabiendo que la estrategia puede aplicarse a diferentes acciones del juego, con mayor o menor profundidad, a continuación veremos diferentes jugadas ensayadas a plantear para estos diversos movimientos o actuaciones.


Córner ofensivo con lanzamiento al primer palo

Una opción de estrategia para un saque de esquina a favor puede ser intentar sacar al primer palo para que un compañero peine ligeramente el balón hacia atrás buscando la entrada de un tercer compañero que buscará el remate al palo largo. Por detrás del rematador, entrarán otros dos jugadores viniendo de más lejos con la intención de ser otra alternativa en el caso de que el compañero no pueda rematar. Es aconsejable tener a otro compañero en la frontal del área para acabar la jugada si es necesario o para cortar un posible contragolpe.

Falta ofensiva cercana al área con pase al hueco

Combinar faltas con lanzamientos directos con faltas llevadas a cabo con movimientos de estrategia es otra opción para ponerle las cosas más difíciles a los rivales. Se situarán dos jugadores para lanzar la falta. Un compañero se pondrá junto a la barrera en el lado más alejado de la portería y el otro compañero que será protagonista se colocará el primero de los que tienen opciones de rematar. Uno de los lanzadores pasara por encima del balón para que sea el otro quien haga un pase raso al que se había colocado como primero de los rematadores. Este último realizará otro pase al hueco al compañero que se había colocado al lado de la barrera que habrá hecho un movimiento por detrás de la barrera y en dirección a portería para colocarse prácticamente solo delante del portero.

Falta directa con movimientos de distracción

Una jugada ensaya más sencilla de elaborar que no de obtener un resultado positivo seguro, puede ser realizar un disparo directo a portería añadiendo unos movimientos de distracción de dos compañeros. Se sitúan dos jugadores para lanzar la falta y otro junto a la barrera contraria por el lado más cercano a la portería. Uno de los primeros pasará por encima del balón y seguirá corriendo mientras que el que está en la barrera realizará un movimiento de distracción apartándose de la misma. En ese momento, el compañero relizará el disparo a portería por el hueco de la barrera ahora libre.

Saque de banda con centro al área

Un saque de banda a favor en una zona cercana al área rival, puede ser otra opción para plantear una jugada ensayada. El jugador que recibe el saque de banda la devuelve al primer toque para que el compañero que ha hecho el saque, realice un centro rápido al segundo palo donde se habrá desplazado un compañero para rematar a portería.

Cambio de orientación tras una serie de pases

Aunque plantear jugadas de estrategia ensayadas durante el transcurso del juego puede ser más complicado, una opción factible en este sentido puede ser realizar un cambio de orientación tras una serie de pases seguidos. Después de por ejemplo ocho pases, el jugador de la banda contraria, empezará a correr para arriba mientras que el que tiene el balón, relizará un cambio de orientación con un pase largo para intentar coger desprevenido al rival.

Volver
Contenido relacionado