Ideas para mejorar los hábitos de entrenamiento que todo entrenador puede plantearse

Prácticas que pueden ayudar a los entrenadores a conseguir mejores resultados a nivel deportivo y formativo de sus jugadores.

Sabemos que los entrenamientos durante la semana principalmente se usan para mantener o mejorar la capacidad física y técnica de los jugadores/as. Aunque esto es muy cierto, los entrenamientos en equipos de fútbol base, tienen que servir también para seguir educando y mejorando el aspecto personal de toda la plantilla.

En los entrenamientos, como decíamos antes, se practicarán diferentes aspectos técnicos, físicos y tácticos que luego intentaremos aplicar en los partidos pero podemos añadir ciertas prácticas o hábitos para educar la formación personal que además ayudarán a conseguir los objetivos puramente futbolísticos o deportivos.

Actitud siempre positiva

Sabiendo que el comportamiento de los jugadores y jugadoras más pequeños, a veces puede no ser el más adecuado, el entrenador tiene que mostrarse prácticamente siempre con actitud positiva: cuando es el momento del entrenamiento físico, al hablar sobre los errores cometidos, cuando se produce un resultado negativo... En este sentido se tiene que potenciar la evolución progresiva de la plantilla que implícitamente indicará que nos estamos centrando en lo bueno.

Resumen de la sesión

Siguiendo con la idea anterior, quizás es bueno realizar al final de los entrenamientos un resumen de lo bueno y de lo no tan positivo que se ha realizado durante la sesión. Seguimos demostrando esa actitud positiva e intentamos inculcar en los jugadores esa ambición para seguir mejorando.

Repetición de ejercicios

Para que la dinámica siga una evolución positiva no se puede caer en la monotonía. Por eso, intentaremos planificar un abanico amplio de ejercicios y actividades a realizar durante los entrenamientos. Además, si queremos que la plantilla mejore en ciertos aspectos en concreto, podemos programar diferentes ejercicios en los que el mismo objetivo aperece “escondido”.

Ejercicios de equipo

Uno de los principios básicos de un deporte como el fútbol, es el trabajo en equipo. Por lo tanto, para este deporte en concreto como para la vida en general, tenemos que pensar en ejercicios que potencien la capacidad para trabajar como equipo: lo podemos hacer tanto para la parte física (con diferentes juegos iniciales), como para la parte táctica o técnica.

Un principio por semana

Una buena idea para seguir con la formación educativa, es añadir al entrenamiento deportivo, un entrenamiento personal con el objetivo de mejorar en un principio o hábito. En este sentido hay muchos en los que pensar, pero recordemos que las temporadas son muy largas y hay tiempo para todo. Podemos, por ejemplo, tener cada semana como objetivo un principio a pontenciar: la puntualidad, el compañerismo, la comunicación con los padres, el respeto, la nutrición, etc.

De esta manera, y siguiendo con nuestra actitud positiva, podremos obtener mejores resultados globales. Seguro que al final, estos hábitos nos ayudan a conseguir buenos resultados tanto en lo personal como en lo deportivo.

 

Volver
Contenido relacionado