El masaje deportivo para prevenir lesiones en futbolistas jóvenes

Músculos en formación y movimientos inapropiados generados en el campo durante los entrenamientos son frecuentes. Las lesiones son un problema cuando se trata de darle continuidad al entrenamiento futbolístico. Sin embargo, los fisioterapeutas han desarrollado el masaje deportivo para prevenir daños físicos en futbolistas jóvenes.

Los instructores deportivos se preocupan por desarrollar rutinas de calentamiento eficaces para evitar las lesiones. Aunque este es un método adecuado y necesario, los masajes deportivos les han dado un nuevo enfoque a los tratamientos preventivos. Tal tipo de masajes también son llamados descontracturantes porque relajan las fibras musculares después de los esfuerzos físicos intensos. Está comprobado por los fisioterapeutas que el cumulo de tensión en los músculos causa una predisposición a sufrir desgarros, tendinopatías e incluso fracturas.

¿De qué se trata?

Es una modalidad de masaje fuerte que combina estiramientos profundos y movimientos musculares. Adicionalmente, toma algunas técnicas del Shiatsu, una rama de la medicina alternativa japonesa distinguida por la práctica de la digitopuntura.


Consiste en hacer presión en zonas estratégicas del cuerpo utilizando sólo el pulgar y la palma de la mano. La finalidad de este masaje es reducir la fatiga motivando al cuerpo para que utilice sus recursos restauradores naturales. Normalmente el Shiatsu emplea los mismos puntos que la acupuntura china.

Ventajas

Los masajes deportivos previenen las lesiones en tanto que producen un efecto relajante en las estructuras musculares. Cuando el fisioterapeuta aplica presión sobre las fibras estas descargan la tensión adquiriendo de nuevo su estado de equilibrio. Además, aumentan el calor en los lugares tratados, lo cual significa que los músculos tendrán una mayor oxigenación. El estímulo del masaje activa el transporte de nutrientes hacia el área tratada logrando que el cuerpo se auto repare en las siguientes horas.


Aumenta la irrigación sanguínea, de modo que barre las toxinas alojadas en los músculos. Los masajes deportivos ayudan a eliminar el ácido láctico, causante del dolor luego de haber realizado ejercicios de alta intensidad. Por esta razón, se presentan como una solución ideal para optimizar el rendimiento de los jugadores.

¿Cuál es el mejor momento para hacer un masaje deportivo?

La frecuencia puede variar dependiendo del esfuerzo físico de cada futbolista. Si se trata de un atleta joven será suficiente con una sesión a la semana. En caso de que el deportista haga estiramientos 20 minutos antes de competir o entrenar es recomendable postergarlo a una sesión cada 15 días.


Cuando los jugadores están sometidos a competiciones continuas el masaje debe realizarse 24 horas antes de salir al campo para evitar lesiones. Después del juego los fisioterapeutas aconsejan hacer otro masaje enfocado en relajar la musculatura para conseguir unas condiciones óptimas antes del próximo partido.

Conclusiones sobre el tratamiento de masajes

Es importante aclarar que esta clase de masajes no son recomendados para otro objetivo que no sea preventivo. La estimulación de zonas afectadas por lesiones leves o graves podría empeorar el cuadro del paciente. Una vez que se haya cumplido el proceso de curación el especialista debe evaluar si el deportista es candidato para una sesión de masajes. Asimismo, se exhorta a los instructores buscar asesoramiento profesional, es decir, de un fisioterapeuta que tenga conocimientos sobre la mecánica de los ejercicios realizados por un jugador. Un masajista no tiene las competencias necesarias para enfrentarse a las situaciones que pueda presentar el cuerpo de un atleta.

Volver
Contenido relacionado