Ejercicios para mejorar la resistencia de los jugadores de fútbol

Una de las claves fundamentales en el fútbol es la resistencia. Podemos pensar que la técnica o incluso la táctica es lo más importante, pero no debemos olvidar aspectos físicos clave para el desarrollo del juego individual y colectivo.


La resistencia es la capacidad que nos permite soportar una carga de trabajo específica física y psicológicamente, durante un tiempo determinado y con una intensidad variable con el objetivo de que el rendimiento sea el adecuado tanto en los aspectos técnicos como en la recuperación posterior.


Podríamos afirmar que una de las tres claves fundamentales para poder ser un gran jugador de fútbol es poseer una buena condición física. De esta manera los jugadores podrán rendir de forma óptima durante los partidos, lograrán seguir los entrenamientos correctamente y serán capaces de demostrar su potencial técnico con mayor facilidad.


Antes de ver brevemente algunos ejercicios para mejorar la resistencia, es bueno que pensemos en los principios de este tipo de entrenamiento. Éste debe ser específico, relativamente exigente, adaptativo y no excesivo. Y para entender profundamente los aspectos relacionados con la resistencia, también debemos tener en cuenta el momento de la temporada en el que nos encontremos. En este sentido y de manera resumida, podemos observar hasta tres niveles para la progresión de la resistencia: el nivel general, que es la base de la resistencia; el nivel dirigido, orientado a exigencias específicas y por último el nivel especial, en el las exigencias van en aumento.


Ejercicios para mejorar la resistencia


  • Circuitos de resistencia: en cada tramo del circuito se trabajan distinatas intensidades. Señalizaremos con conos cuál es el recorrido y los jugadores pasaran con el balón por este itinerario marcado.


  • Disparo a portería tras finta y carrera: situados en varias filas, los jugadores deben realizar una finta a un cono y chutar a portería. Luero realizarán un sprint hacia un cono situado en el centro del campo.


  • Pase y salto de valla: se pasa el balón por el lateral de las vallas al compañero que está delante y se saltan las vallas hasta llegar a su posición.


  • Rondos móviles: los jugadores se distribuyen en cuatro rondos formando un gran cuadrado. En cada zona juegan a mantener la posesión del balón y cuando el entrenador da el aviso, todos los jugadores van corriendo al siguiente rondo. El último que llegue y se siente, empezará dentro del rondo.



Con estos ejercicios básicos se potenciará, entre otras cosas, la resistencia de los jugadores. Y hemos hablado en muchas ocasiones, que cuanto más completa sea una plantilla, mejores serán los jugadores. Por lo tanto, los jugadores deben entrenar desde bien pequeños los aspectos fundamentales de la técnica, de la táctica y de una perspectiva física. La velocidad y la resistencia ayudarán a completar esta última vertiente

Volver
Contenido relacionado