Ejercicios para mejorar el control del balón

Un buen control de la pelota puede acabar siendo más importante que el pase o que el propio disparo a puerta. Si controlamos y dominamos de manera correcta y rápida el balón, tendremos mucho terreno ganado y más opciones para continuar la jugada satisfactoriamente.

Podríamos afirmar que el control del balón es la parte más importante en el desarrollo de una jugada. Un pase filtrado entre líneas, un regate ante dos rivales o un disparo a la escuadra pueden generar por sí solos prácticamente un gol pero si al inicio de la jugada no se ha producido un buen control previo a los primeros pases, es muy difícil que la jugada progrese adecuadamente. Si el proceso de una jugada ofensiva se va desarrollando mediante buenos controles de la pelota y con pases fáciles a los compañeros, se tendrán más opciones de realizar un último pase más elaborado o de poder disparar a puerta con más posibilidades de marcar gol.


Hay que tener en cuenta también, que para las categorías más pequeñas el control del balón es de los primeros recursos que los entrenadores enseñan a sus jugadores. No solo porque permitirá poder plantear un correcto desarrollo de las jugadas en ataque, sino porque nos proporcionará más opciones de mantener la posesion del balón cuando la situación del partido lo requiera.


Ejercicios básicos para mejorar el control del balón


  • Los jugadores se organizan por parejas y se sitúan cada uno detrás de uno conos separados por una distancia a lo largo de unos 8 metros. El primer jugador realiza un pase recto con el interior del pie izquierdo al compañero, que controlará con el pie derecho y se lo pasará al izquierdo para realizar el mismo tipo de pase. Se puede modificar el tipo se pase sustituyendo el pase recto por uno en diagonal. Para una correcta relización del ejercicio es deseable ir ejecutándolo con ambas piernas y hacerlo con tensión y dinamismo tanto en el momento del pase como en los movimientos y en los controles.


  • Volveremos a distribuir a los jugadores por parejas para practicar otro sencillo ejercicio del control orientado. El primer jugador realiza un pase y el compañero debe realizar un control orientado hacia la izquierda o la derecha para conducir unos metros y dar la vuelta a un cono. Cuando regrese al sitio en el que ha controlado, devolverá el balón y el compañero controlará con una pierna y volverá a relizar el mismo pase. Es importante que los jugadores vayan cambiando los roles además de las conductas deseables del anterior ejercicio.


  • En este ejercicio se practicará el control, la conducción y el pase. Tres jugadores se sitúan delate de una fila de tres conos en una zona de unos 15x15m y otros tres jugadores delante de otra fila paralela. Saldran por por parejas y buscando el cono siguiente de la otra fila irán pasando el balón y avanzando por el recorrido basta llegar al otro cono incial. Es importante evitar la descoordinación entre los jugadores y mantener una elevada concentración.


Es un aspecto clave fomentar la práctica de muchos ejercicios de este estilo especialmente entre los más jóvenes. Son ejercicios que a simple vista parecen muy fáciles y quiźas con poco fundamento pero que potenciarán unas acciones necesarias para ir progresando como futbolista. Además, estos ejercicios son muy aplicables a las situaciones reales de partido y la progresión de los jugadores en este aspecto se verá rapidamente.

Volver
Contenido relacionado