Ejercicios de readaptación a la rutina de entrenamiento después de un tiempo sin jugar

Después de un descanso entre partidos es necesario acondicionar de nuevo al cuerpo. Los expertos han estudiado algunas actividades favorables para estas circunstancias.

Las rutinas de calentamiento se utilizan para prevenir lesiones durante esfuerzos físicos prolongados. Sin embargo, cuando los jugadores tienen un espacio entre tiempos o descansan unos minutos para luego volver al campo, requieren de actividades que acondicionen nuevamente al organismo. Para ello, se emplean ejercicios de recalentamiento, mejor conocidos como (R-WU).


La Journal Sports Training publicó un estudio especializado acerca de este tipo de actividades y su efecto sobre el cuerpo de los atletas. En función de ello, tomaron una muestra de 22 jugadores menores de 19 años, quienes fueron sometidos a diversos ejercicios R-WU con la finalidad de encontrar los de mayor efectividad.

Metodología para este tipo de ejercicios

Los jugadores seleccionados estuvieron realizando pruebas entre sus jornadas de entrenamiento habitual. Todos ellos realizaban 5 unidades de preparación semanales de 90 minutos cada una y tenían un partido los fines de semana. En medio de esta rutina se ejecutó un análisis con un protocolo aleatorio conformado por ejercicios del tipo R-WU, excéntricos (ECC), pliométricos (PLY) y cambios de dirección (RCOD).

  • Los atletas del grupo ECC realizaron un ejercicio isquiotibial nórdico dividido en cuatro series de 3 repeticiones acompañadas con 15 segundos de recuperación pasiva. Se les pidió a los participantes que posaran las manos en el pecho e inclinaran el tronco hacia las caderas resistiendo 3 segundos.
  • Los jugadores pertenecientes a PLY hicieron 4 series de 5 saltos sobre obstáculos flexionando las rodillas hasta que estas tuvieran un ángulo de 90 grados. Luego realizaron una carrera a un pie subiendo 10 escalones. La recuperación fue pasiva de 15 segundos.
  • Los de RCOD tuvieron la asignación de hacer sprints de 4 x 20 centímetros con 4 cambios de dirección a 100 grados. La recuperación fue igual a la de los grupos anteriores.

Resultados

El estudio arrojó que ejecutar ejercicios de tipo excéntrico como R-WU puede tener un impacto negativo en la resistencia de los jugadores. No obstante, se evidenció que los ECC previenen lesiones relacionadas con los tendones dado que aumentan la elasticidad de los ligamentos.


Por otra parte, tanto los PLYO como los RCOD potencian la resistencia del atleta porque los movimientos explosivos de alta intensidad estimulan la actividad del sistema nervioso central. Los saltos en posición vertical PLYO mejoran la incorporación de unidades motoras pertenecientes al alto umbral atlético. Se demostró que los RCOD optimiza la actuación de las extremidades inferiores, especialmente cuando se ejecutan los sprints en 90 o 100 grados. Además, los grupos de PLYO y RCOD se recuperaron de la fatiga en menor tiempo que los de ECC.

Conclusión

Se recomienda que los entrenadores de equipos jóvenes estudien las condiciones fisiológicas de sus jugadores antes de aplicar los ejercicios de R-WU. Las actividades propuestas están conformadas por esfuerzos de alta intensidad que pueden tener un efecto contrario en atletas de nivel bajo o medio. La sobreexposición a estos trabajos causa fatiga y aumenta el riesgo de lesiones graves, asimismo compromete el performance en el campo. Teniendo en cuenta estas observaciones los R-WU tienen amplios beneficios en el cuerpo de los jugadores llevándolos a un nivel de rendimiento alto.

Volver
Contenido relacionado