Diferencias entre el marcaje en zona y el individual

Dentro de la estrategia defensiva de cualquier equipo de fútbol, el tipo de marcaje es uno de los aspectos que debemos considerar con más detenimiento. No podemos olvidar que una gran estrategia defensiva puede ser el inicio de un buen ataque.

Las acciones relacionadas con el marcaje son aquellas que realizan los jugadores que están defendiendo sin balón: para evitar que el rival reciba la pelota o para intentar recuperarla evitando además que pueda jugar con facilidad en el caso de que tenga la posesión de la misma. Dentro de los aspectos defensivos, el marcaje es fundamental junto con otras acciones básicas como la presión, el mantener las líneas juntas o el no atacar de golpe al contrario.


También hay que tener en cuenta que es un aspecto relativamente complejo y por eso es importante inculcarlo en las tareas defensivas del equipo desde que los jugadores empiezan a jugar a fútbol. El marcaje, por lo tanto, no es una tarea sencilla porque está formado por una vertiente individual (marcaje al hombre, por zonas o mixto) y una colectiva (marcaje combinado, las permutas o las coberturas). En este artículo nos centraremos en el marcaje al hombre y en el zonal y resaltaremos brevemente los hábitos a tener en cuenta cuando se realizan lo marcajes.


Aspectos básicos a tener en cuenta en el marcaje


  • El jugador que realiza el marcaje debe situarse entre su portería y el rival, tomando como referencia el balón con respecto a su portería.
  • También deberá tener en cuenta la situación global del juego.
  • El marcaje será más intenso cuando se esté más cerca del balón y de la propia portería.
  • Es importante la orientación del defensor para realizar un marcaje correcto.



Diferencias fundamentales entre el marcaje individual y zonal


  • En el marcaje al hombre la responsabilidad defensiva es individual y únicamente se tiene en cuenta al jugador rival. Normalmente no se consideran otros aspectos del juego y en este caso se puede recuperar rápido el balón pero el desgaste físico es considerable y si un jugador es superado, probablemente no habrá ningún compañero para realizar la cobertura defensiva.
  • En una defensa basada en el marcaje zonal, cada jugador es responsable de una zona del campo. Esta zona va cambiando continuamente en función de otras variables como los jugadores presentes en la zona o la posición del balón. Este tipo de marcaje es muy efectivo cuando todo el equipo lo realiza de manera coordinada. Además, esta acción defensiva permite un menor desgaste energético y la progresión de los rivales es más complicada. Por otro lado, es difícil llevar a cabo de manera perfecta este marcaje porque el equipo tiene que estar muy cohesionado y la defensa puede sufrir en las acciones aéreas.



Es necesario que los entrenadores transmitan los aspectos clave del marcaje a sus jugadores, en especial cuando son más jóvenes y están empezando. Y es especialmente importante que los jugadores entiendan que en un partido no existe únicamente el balón y que, dentro de las tareas defensivas del equipo, quitar el balón no es el objetivo de todos los jugadores. Es el objetivo final inmediato pero antes quizás unos jugadores tienen que presionar, otros realizar un marcaje, otros una cobertura, etc.

Volver
Contenido relacionado