Claves para ser un mejor mediapunta

El futbolista que juega en el campo por detrás de los delanteros debe ser consciente que la mediapunta es una posición muy versátil y que puede ser fundamental para el desarrollo del juego del equipo. 

Conocemos como mediapuntas a los jugadores que juegan de enganche entre los delanteros y su centro del campo y que se caracterizan principalmente porque se mueven por toda la zona de tres cuartos con el objetivo de generar peligro ayudando normalmente en el tramo final de las jugadas en ataque. Estos jugadores no son delanteros ni centrocampistas por lo que su labor puede quedar un poco escondida debido a la función más vistosa de los compañeros que suelen iniciar las jugadas en el centro del campo o los que las suelen finalizar.


Tradicionalmente este tipo de jugador solía llevar el 10 y ocupaba una posición en la que caía más a las bandas y era menos rematador que el delantero centro. Últimamente, los mediapunta tienen una mayor condición de centrocampistas ofensivos con mucha llegada y gol aunque juegan por delante de los verdaderos mediocentros y pivotes. Por eso a los que ocupan la posición de mediapunta no se les debería exigir que sean ni los creadores de juego ni los goleadores del equipo. Pero al ser esta una posición que implica mucho movimiento en distintas zonas del campo, si que le podemos pedir al mediapunta su colaboración en la salida del balón, la posibilidad de realizar el último pase o acompañar las jugadas hasta el punto de penalti.


En muchas ocasiones el jugador que ocupa esta posición es uno de los que más talento tienen dentro del equipo porque además de la imprescindible visión de juego que necesitará, también debería ser muy dotado técnicamente para regatear, pasar e incluso rematar a portería. En cuanto a las tareas defensivas de un mediapunta, probablemente se le pedirá que ocupe bien los espacios para evitar el pase del contrario o que presione sobre el balón pero sin correr excesivamente detrás de él.

Claves para mejorar como mediapunta

Al igual que en las otras posiciones, en función del tipo de mediapunta que tengamos o queramos potenciar en el equipo, trabajaremos sobre unos aspectos clave u otros, pero cualquier entrenador intentará que sus mediapuntas tengan unas características clave:


  • Último pase: quizás la principal tarea del mediapunta sea la de asistir a sus compañeros, básicamente a los que juegan por delante de él. Un buen último pase puede ser medio gol y por eso la labor de estos jugadores acaba siendo imprescindible.
  • Goles: a pesar de lo que acabamos de comentar, un mediapunta más completo ayudará también al equipo si tiene buenos números de cara a gol. El jugador que también colabore de esta manera, será más completo ya que por su área de influencia tendrá muchas opciones de finalizar con gol las jugadas de ataque.
  • Calidad: para combinar al primer toque de manera rápida y en un espacio reducido, ser capaz de regatear y ocupar espacios con buenos desmarques, el mediapunta deberá un cierto tipo de calidad técnica y táctica. Esta característica también hace referencia en cierta manera a la idea de versatilidad que conlleva jugar en esta posición.
  • Descaro: el atrevimiento y la osadía también forman parte del típico jugador que ocupa esta posición. Si el mediapunta no se atreve a intentar ciertos pases o regates, esta posición disminuirá mucho el potencial ofensivo del equipo.
  • Visión: para poder dar un último pase o un desmarque en condiciones, el mediapunta debe leer muy bien las jugadas y tener una amplia visión del juego. Junto con la imaginación, será capaz de ver un pase que los defensas no hubieran imaginado que fuera posible.
  • Compañerismo: a pesar de que la principal virtud del mediapunta será la técnica y la creación o desarrollo del juego, también deberá ayudar en tareas defensivas al igual que el resto de compañeros. Ocupar los espacios adecuados para interceptar pases será clave para ayudar al equipo.



Volver
Contenido relacionado