Cómo incorporar las tácticas de los más grandes a tus propios entrenamientos

Mezclar trabajo y placer es posible: analiza con nosotros las tácticas empleadas en los partidos de esta temporada y mejora el juego de tu equipo a la vez que disfrutas de tu deporte favorito.

Por:: María P. - Spond
Última actualización: 2018-11-16T08:00:12.0000000+00:00

Quedar para ver un buen partido con tus amigos es siempre un buen plan, pero puedes matar dos pájaros de un tiro si a la vez que te disfrutas de tu deporte favorito coges ideas para mejorar tus planes de entrenamiento. Es interesante analizar los partidos tanto de manera individual (centrándose en lo que hace un jugador por separado) como de manera grupal (teniendo en cuenta las estrategias que sigue el equipo entero en el campo). En este artículo vamos a considerar las tácticas grupales que consideramos más relevantes esta temporada y que pueden marcar un antes y un después en la trayectoria de tu propio equipo.

 

Tácticas de formación

La gran mayoría de las tácticas en fútbol provienen de la formación del equipo sobre el campo, que determina el papel de cada jugador y la manera en la que los jugadores atacarán y defenderán juntos. Para analizar bien las tácticas de formación puedes poner en práctica lo siguiente:

 

- Alineaciones pre-partido: intenta formar tus propias alineaciones antes del partido y compara con la oficial. ¿Qué has hecho de manera diferente y por qué podría ser?

- 4-4-2/4-3-3/4-2-3-1: diferencia entre los distintos tipos de formación y analiza la utilización de los mismos durante el partido. ¿Ha cambiado a lo largo del juego? Si es así, ¿a qué puede ser debido?


Tácticas de presión

La presión defensiva es un elemento básico del fútbol que los equipos utilizan de manera muy diferente: hay equipos que buscan ejercer una gran presión sobre el equipo contrario, mientras que hay otros equipos que prefieren esperar a que la presión les llegue. Es interesante observar qué enfoque ha elegido cada equipo y qué ventajas e inconvenientes supone cada táctica lo largo del partido y de la liga. Aquí también es importante anotar las tácticas de contraataque: ¿cómo reacciona cada equipo al perder el balón? ¿los jugadores vuelven a su formación defensiva o atacan directamente a los rivales?

 

Tácticas de ataque

La táctica de formación de un equipo dice mucho sobre su táctica de ataque, pero la estrategia no acaba ahí. Es interesante observar si los equipos juegan balones largos o buscan mantener la posesión con pases cortos, si los jugadores atacan más “agresivamente” o se centran en la posesión del balón.

 

Esperamos que este artículo te haya motivado a observar más detalladamente las tácticas de juego esta temporada y así incorporar nuevas estrategias en tu equipo. Y tú, ¿qué otras tácticas añadirías a esta lista que crees que son importantes tener en cuenta?

 

Volver
Contenido relacionado