¿Cómo hacer que los niños empiecen a practicar fútbol?

Los infantes apenas están aprendiendo lo que desean hacer con su tiempo. Una buena forma de invertirlo es practicando fútbol. He aquí unos consejos para que los niños se inicien en esta disciplina.

La iniciativa debe venir del niño

Cuando los infantes demuestran interés en una disciplina es necesario dirigir esa motivación de una forma que resulte productiva. El fútbol destaca como uno de los deportes más beneficiosos para el desarrollo del niño, pero también demanda mucha disciplina. Por tanto, para que los niños no se sientan intimidados, los adultos deben saber cómo manejar sus deseos sabiamente.


Es común que los padres tengan la aspiración de que sus hijos practiquen fútbol porque se ha convertido en una actividad popular entre los jóvenes. Pero los progenitores deben procurar que el infante se percate de que está ocupando su tiempo en algo que es capaz de realizar y que, además, lo está haciendo por voluntad propia.

Estrategias según las edades

  • Niños de 3 a 5 años de edad: durante el periodo de tiempo más temprano, los niños se encuentran en una etapa lúdica. Jugar es una vía de aprendizaje que no es posible sustituir por ninguna otra. Por ende, es recomendable que la familia se involucre en el juego para que el pequeño empiece a adquirir habilidades motrices básicas a través de la diversión. Expertos afirman que inscribir al infante en una academia puede ser contraproducente pues los programas de enseñanza suelen incluir estructuras muy rígidas.
  • Niños de 5 a 7 años de edad: si el niño ha estado practicando fútbol con sus amigos, familiares o allegados y pide estar en un equipo lo mejor es llevarlo a una escuela. Se recomienda que pase por una fase de adaptación en la que se le vaya impartiendo la disciplina paulatinamente. Esto evitará que el infante muestre comportamientos de rebeldía, por el contrario, que se retraiga debido a la brusquedad del cambio.
  • Niños de 7 a 12 años de edad: si el niño expresa con clara determinación que desea ingresar a un club los padres deben atender de modo positivo a este requerimiento. A esta edad los chicos necesitan que sus tutores establezcan límites claros para poder alcanzar sus objetivos. Por tanto, los responsables deben dejar claro que ingresar al fútbol es un compromiso a cumplir que se equipara con el buen desempeño escolar.

Un deporte ideal para la alfabetización física

Los profesionales en el área alegan que el fútbol es uno de los deportes que incentivan la alfabetización física. Es un proceso definido como el conocimiento y dominio que adquiere el sujeto de su cuerpo a lo largo de su niñez. Los beneficios impactan todos los ámbitos de la persona. La característica focal de los infantes físicamente alfabetizados es que tienen una autoestima elevada, lo que les permite obtener buenas calificaciones. Asimismo, llegan a ser adultos sanos y con mejores ingresos.


El papel de los padres es determinante en el éxito futbolístico. La motivación e incluso el talento que manifiesta un niño con respecto a la idea de ser un atleta no son suficientes para iniciarlos en el mundo deportivo. Se requiere de una guía sólida que los lleve a tener un contacto agradable con el entorno tan exigente en el cual se van a desarrollar. Preparar a los infantes para lo que se enfrentarán es tarea de los tutores, quienes deben actuar sobre la base de la edad de sus hijos, pero, ante todo, tomando en cuenta sus aspiraciones.

Volver
Contenido relacionado