Beneficios de practicar deportes de equipo para la salud mental

Además de mejorar el estado físico y para pasar un buen rato, practicar deporte ayudará también a mejorar la salud mental de los deportistas. Si añadimos el aspecto colectivo de los deportes de equipo, se obtendrán una serie de beneficios adicionales muy aconsejables especialmente para los más pequeños.

De cualquier práctica deportiva se pueden extraer dos resultados muy básicos pero al mismo tiempo muy beneficiosos: cuando hacemos deporte queremos pasar un rato divetido que además nos ayudará a mejorar nuestra salud en general. Analizando brevemente los beneficios psicológicos que se obtienen al realizar un deporte, nos centraremos también en diferentes aspectos favorables relacionados con la salud mental que se pueden conseguir cuando se practica un deporte de equipo.


Beneficios de realizar ejercicio fisico para mejorar la salud mental


  • Alivia y reduce el estrés: realizar cualquier actividad física es un modo para desconectar del trabajo o del colegio. La sensación de bienestar y tranquilidad al hacer deporte equilibra el posible estrés ocasionado.
  • Mejora las relaciones sociales: la mejora del estado emocional y de la autoestima ayudará a gestionar las relaciones sociales. Además, practicar deporte o hablar con alguien sobre las actividades físicas puede ser una forma de incentivarse o motivarse mutuamente. También fomenta la socialización porque se puede conocer a personas nuevas y se generan unos recuerdos y experiencias compartidas.
  • Aumenta la autoestima: sentirse mejor con uno mismo por dentro y por fuera provocará un aumento de la autoestima. La percepción de uno mismo irá cambiando paulatinamente y el estado de ánimo y la confianza en nosotros mismos mejorará.
  • Mejora la conducta: el deporte normalmente ayuda a mejorar la conducta de las personas porque refuerzan valores como el respeto, el sacrificio, el compromiso o el compañerismo.
  • Aumenta la memoria: la retencion de información o el aprendizaje de nuevo vocabulario o nuevas técnicas se verán beneficiados gracias a la práctica de algún deporte.
  • Aumento de la capacidad cerebral, de la productividad y de la concentración: poner en forma el cuerpo ayuda a poner en forma el cerebro y eso puede implicar una mejora en la toma de decisiones o en el aprendizaje, un mayor rendimiento y productividad y un aumento de la capacidad para concentrarse (será la clave para la diferencia entre hacerlo bien o mal).


Razones para practicar deportes de equipo

Además de los beneficios anteriores, realizar un deporte de equipo tiene otras consecuencias positivas en el aspecto mental de los jugadores. A continuación veremos algunas de ellas:


  • Trabajo en equipo: el desempeñar funciones como grupo ayuda a potenciar los aspectos psicológicos ya que el individualismo se deja a un lado para trabajar junto a unos compañeros por un objetivo común. La disciplina y responsabilidad también serán necesarias para la vida en general de los futbolistas.
  • Rivalidad saludable: esta rivalidad implicará que se se aprenda tanto de las derrotas como de las victorias y por lo tanto, se potenciará la humildad necesaria cuando se gana y la tolerancia frente a la frustación de una derrota.
  • Compañerismo: en los deportes de equipo se crean unos vínculos con los compañeros y adquiere mucha importancia la solidaridad para conseguir los objetivos comunes.
  • Estado de ánimo: siguiendo con la idea de que los deportes como el fútbol pueden mejorar la autoestima al verse uno mismo con una mejor forma fisica, los deportes de equipo también ayudan a mejorar el estado de ánimo porque además de generar un elevado nivel de bienestar y euforia, en las derrotas puedes apoyarte en los demás y los logros colectivos pueden parecer mucho mayores.
Volver