Análisis de las formaciones más típicas en el fútbol

Tanto para la propia preparación de un partido como para contrarrestar la estrategia del equipo rival, es bueno que los entrenadores y miembros del cuerpo técnico tengan claro los aspectos básicos de las formaciones más utilizadas en el fútbol.

Lo más normal en cualquier equipo de fútbol es que el cuerpo técnico organice las distintas formaciones para los partidos en base a unos criterios específicos que explican sus manera de entender el fútboll. Además, y como ya hemos dicho en otras ocasiones, es deseable que el entrenador practique en los entrenamientos otras variantes tácticas para situaciones excepcionales o no, que se pueden dar en distintos momentos de los partidos como son las lesiones, expulsiones o un resultado en contra al descanso. Y aunque cada entrenador puede tener sus propias ideas estratégicas y sus peculiares planteamientos organizativos, lo más probable es que el cuerpo técnico se base en unas alineaciones tipo cuando tiene que preparar un partido.


1-4-4-2

En esta formació es probable que la idea del entrenador sea priorizar el juntar a muchos jugadores en el medio del campo para controlar esa zona del campo y aprovechar en ciertas ocasiones de ataque el juego por las bandas con jugadores que abran el campo y lleguen hasta la última zona para poner centros o pases al área. Los laterales pueden ayudar en acciones ofensivas pero principalmente deben predisponer sus funciones en defensa. Como mínimo habrá un mediocentro de carácter defensivo y un delantero que jugará más libre con movimientos constantes para ayudar en la construcción final de las jugadas y en crear espacios para el otro delantero. Un ejemplo actual de esta alineación puede ser el Valencia CF.


1-4-3-3

Para esta estrategia táctica es fundamental contar con ciertos jugadores en el centro del campo. Una variante es jugar con un pivote defensivo y dos volantes o interiores técnicos que se encargarán de crear todo el juego del equipo. Uno de los laterales puede tener habilidades ofensivas para aprovechar una de las bandas y para los que juegan arriba, podemos contar con un delantero más estático y dos jugadores caídos hacia las bandas pero sin que sean extremos puros. Otra variante para el mediocentro es colocar a dos jugadores de carácter ofensivos y a un centrocampista que adquiera funciones de mediapunta. Un equipo que puede ilustrar la primera opción es el FC Barcelona.


1-4-2-3-1

En esta formación quizás los laterales no son muy ofensivos y se prioriza tener la defensa junta y ordenada. Es deseable que uno de los mediocentros sea creador aunque los jugadores que probablemente adquieran más importancia serán los tres que ocuparán la zona de tres cuartos en las acciones de ataque. En este caso si que habrá un mediapunta al uso acompañado de otros dos atacantes que también harán esas funciones y deben ayudar a los dos centrocampitas en la creación del  juego del equipo. En principio no son propiamente jugadores de banda y es importante que ayuden al delantero dándole el útimo pase. Éste último puede ser un delantero más estático que en otras ocasiones. Para hacerse una idea de esta alineación podemos pensar en el R. Madrid de Mourinho.


1-3-5-2

Una estrategia quizás un poco más arriesgada pero que puede ser muy completa es jugar con tres centrales. Uno de los tres defensas guardará la posición como último hombre mientras que sus dos acompañantes actúan también como centrales pero con una esencia prácticamente de líberos pudiendo avanzar más para empezar las jugadas de ataque y cortar rápido posibles contragolpes. En esta formacion los lateres adquieren mucha más relevancia porque en defensa actúan como tales pero también tienen mucha presencia en ataque que puede acabar siendo fundamental ya que ocupan posiciones de extremo. Requiere que se encuentren muy bien físicamente porque implica que el equipo ataca y defiende con muchos jugadores. Es importante que como mínimo uno de los tres jugadores del medio tenga una tendencia defensiva y que los otros dos puedan dedicarse en mayor medida a crear juego. Tambien es deseable que uno de los delanteros fije a los centrales rivales mientras el otro tiene más libertad de movimientos. El Real Betis es un equipo que pácticamente siempre juega de esta manera.



Ya sabemos que en función de la idea del entrenador y de las capacidades de los jugadores, el cuerpo técnico en su conjunto se decidirá por una tendencia u otra pero como decíamos antes es bueno tener diferentes opciones para preparar los partidos. Además, poder analizar las estrategias de los rivales también ayudará a realizar un planteamiento u otro.

Volver
Contenido relacionado