5 tácticas de fútbol a poner en práctica en tus entrenamientos

Las estrategias en fútbol son clave para el éxito de cualquier equipo y uno de los elementos más importantes a tener en cuenta como entrenador.

Podemos estar de acuerdo en que existen millones de formas de jugar al fútbol, por lo tanto, un director técnico debe crear diferentes maneras de juego para el equipo. Hay que tener preparados diferentes estilos bajo la manga, de tal modo que las tácticas de los oponentes se vuelvan inefectivas en el momento del juego. Echa un vistazo a las siguientes tácticas que te proponemos y que puedes empezar a poner en práctica desde ya en tus entrenamientos:

1. Táctica de las líneas defensivas

Esta táctica se ha vuelto muy popular gracias a Pep Guardiola. Dicha estrategia se ha mantenido activa y la han adoptado distintos equipos de igual categoría. Pases intricados y movimientos fluídos desde la defensa al mediocampo, y así las líneas frontales, hacen que el secreto sea equipar el mediocampo con jugadores técnicamente condicionados, que puedan sostener la posesión del balón en juego por períodos largos, conectando el juego desde defensores realmente rápidos e inteligentes, hasta atacantes creativos.

2. Táctica de contraataque

Para el fútbol más temprano, esta puede ser la táctica más devastadora de todas. Un contraataque comienza cuando robas la pelota y arrojas un ataque a toda velocidad. El mejor lugar para ganar la pelota es en la mitad defensiva del contrincante. Esta estrategia se arma con los rivales sobre la pelota en el campo. Al comprometer a los jugadores, dejan espacios vacíos a su paso. El objetivo consiste en tomar el balón del adversario, aprovechar el espacio generado para atacar y anotar.

3. Táctica de presión alta

Si pierdes la pelota, debes recuperarla tan rápido como sea posible para evitar que los adversarios recuperen la posición, de modo que puedan marcar. Si no tienen el balón, no pueden conseguir goles. La presión alta consiste en que, mientras más arriba de la cancha ganes la pelota, más corta se vuelve la distancia que debes recorrer para poder llegar a la zona de anotación. Todo el equipo juega en una línea alta, persigue y presiona a los rivales para forzarlos a cometer un error.

4. Táctica de balones largos

También conocida como “anti fútbol”, no es una de las tácticas más técnicas para usar, pero puede ser efectiva si es empleada en pequeñas dosis. La idea de los balones largos es mandar el balón a zona ofensiva desde una posición trasera en el aire hacia el otro lado del campo. De este modo, el atacante que recibe la pelota comienza un ataque.

5. Táctica de "aparcar el autobús"

Esta estrategia de José Mourinho consiste en cerrar las filas de tal forma que no te puedan marcar. El juego ofensivo se vuelve secundario cuando has "aparcado el bus". Con esta táctica se busca frustrar a los oponentes para mantener un marcador en cero.

Volver
Contenido relacionado