5 funciones que el entrenador ideal debe reunir

El entrenador perfecto es la primera pieza necesaria para que un equipo dé lo mejor de sí mismo, por lo que ha de reunir unas características. Descubre cuáles.

Por:: Andrea M. - Spond
Última actualización: 2018-10-04T13:28:00.0000000+00:00

Tal y como los niños de Mary Poppins describen a la niñera perfecta, los entrenadores también han de reunir una serie de requisitos que hagan de ellos la columna vertebral del equipo, lo coordine y lo haga crecer.

Aunque cada equipo (según el deporte, los jugadores, el objetivo que se marquen, etc.) tenga unas necesidades particulares que dibujen al entrenador perfecto, podemos establecer unas líneas generales que nos ayude a formarnos una idea sobre este rol.

La misión del entrenador

La misión del entrenador no es solamente la de mantener a su equipo al máximo nivel físico, preparándoles ejercicios.El entrenador también ha de desarrollar funciones a nivel psicológico, estratégico, y logístico:

  1. Motivar: No todos estamos al mismo nivel todos los días. Unos días tendremos más energía que otros. Además, en el campo de juego los problemas personales también pueden repercutir. Por todo esto, es necesario que el entrenador sepa animar a los jugadores cuando sea necesario, hacerles reconsiderar una actitud, y, sobre todo, comprender que todos somos humanos, con nuestras virtudes y defectos. En el deporte infantil esta misión es aún más importante, ya que el entrenador debe transmitir y educar a los niños en los valores del deporte; el fair play (perder y ganar con deportividad, respeto al adversario, contemplar las normas del juego…)
  2. Evaluar y planificar: El buen entrenador evaluará día a día las fortalezas y debilidades de su equipo, y sabrá adaptarse a estas, trabajarlas y potenciarlas.  
  3. Dominar la estrategia: Sin lugar a dudas, una de las principales funciones del entrenador es la de desarrollar estrategias en función del partido que jueguen. ¿Necesitarán más defensa, más ataque, más despiste al adversario…?
  4. Disciplina: En el deporte la disciplina es necesaria, y el entrenador deberá ponerse serio cuando no se respeten horarios, pautas, normas...

Organización: Viajes, campeonatos, entrenamientos, bajas, nuevas incorporaciones… Un equipo a veces es difícil de organizar y gestionar, pero el buen entrenador debe manejarse también en la logística. Spond se convertirá en el aliado perfecto del buen entrenador, ayudándole a organizar al equipo, ahorrando tiempo para disfrutar de lo que más nos gusta: el deporte.

Volver

Contenido relacionado