5 detalles a potenciar para mejorar la imagen de un equipo de fútbol

Dentro del reglamento interno de un club o de un equipo de fútbol en concreto, nos podemos encontrar con diferentes exigencias u obligaciones a seguir por todas personas relacionadas con la entidad. Pero además, los entrenadores pueden realizar una serie de acciones que ayudarán a crear una mejor imagen del equipo.

La mayoría de los clubs de fútbol y para cualquier categoría y nivel, tienen un reglamento de actuación interno para dar a conocer a jugadores, entrenadores y familiares las conductas y obligaciones a seguir en cualquier actividad en la que esté envuelta el club o asociación deportiva. En este documento se explican los distintos comportamientos a desarrollar durante los entrenamientos, partidos u otras actividades de los equipos miembros.


Los entrenadores, por tanto, tienen unas bases que determinarán sus obligaciones básicas para le gestion de la plantilla pero existen muchas otras conductas a desarrollar por un equipo que ayudarán a mejorar no solo su imagen sino la del club en general. Quizás es deseable necesitar la aprobación del club para llevarlas a cabo pero probablemente desde la dirección deportiva no pondrán ningún problema a su planteamiento y desarrollo.


Además de optimizar la imagen del equipo, estas actividades pueden ayudar a potenciar la cohesión del grupo y las relaciones personales porque son acciones que realizan todos los miembros de la plantillan y que favorecen el sentimiento de pertenencia tan importante en un equipo de fútbol.


Detalles que pueden mejorar la imagen de un equipo


  • Indumentaria: es un buen hábito que el equipo cuide todo lo relacionado con la ropa oficial del club. En los entrenamientos es aconsejable que los entrenadores obligen a sus jugadores a llevar la ropa apropiada pero principalmente deben inculcar en la plantilla el hábito de acudir a los partidos con la ropa oficial. Es la primera imagen que proyectará el equipo cuando juegue a domicilio. 


  • Calentamiento: es fundamental que el equipo muestre una imagen correcta cuando salga a calentar antes del partido. No solo con la ropa oficial de calentamiento sino también llevando a cabo unos ejercicios adecuados y de manera ordenada y organizada.

  • Grito de motivación: realizar antes del partido un grito de unión y motivacional en el campo es una buena opción para seguir demostrando hábitos de conducta positivos. Al igual que hacerlo una vez finalice el partido independientemente del resultado obtenido.


  • Saludo postpartido: es aconsejable inculcar a los jugadores otro hábito como es el saludo a todos los rivales y al público una vez finalizado el encuentro. Y al igual que ocurre con el grito motivacional, esta conducta debe ser independiente al resultado del partido.


  • Educación: es importante que el equipo sea educado y se comporte cívicamente en especial con el árbitro y con los rivales. Esta actitud demostrará que desde el club y desde el cuerpo técnico se trabaja también para enseñar valores y no únicamente aspectos puramente futbolísticos.



Volver
Contenido relacionado