5 consejos para empezar tu propio equipo de fútbol base

Si alguna vez has pensado en crear tu propio equipo o club de fútbol base, estos 5 consejos pueden aclararte algunas dudas.

Por:: María P. - Spond
Última actualización: 2018-11-18T17:00:13.0000000+00:00

Crear un equipo de fútbol base supone darle la oportunidad de jugar a niños que quizás de otra manera no lo harían y esta es una razón maravillosa. Sin embargo, llevar un equipo no es tarea fácil, por lo que te recomendamos que tengas en cuenta los siguientes consejos que te ayudarán a montar tu propio equipo y no fallar en el intento.

 

1. ¿Tienes tiempo?

Formar un equipo lleva tiempo, y más aún si planeas entrenarlo y/o dirigirlo tú solo. Planea bien el tiempo que requerirá poner en marcha el equipo y asegúrate de que el ritmo es compatible con el resto de tus obligaciones.

 

2. El terreno ideal

Una vez que por fin has dado el paso y has decidido formar tu propio equipo, necesitas encontrar un lugar donde jugar. Es difícil encontrar campos que no estén ya ocupados por otros equipos en horas punta, como los fines de semana y por las tardes. Con lo cual, es necesario que dediques tiempo a investigar qué lugares de la zona están disponibles y recopilar datos como horas en las que está libre, precios, etc. para así poder elegir el lugar más adecuado.


3. Haz un presupuesto

El coste del campo no es el único pago a tener en cuenta. Para dirigir tu equipo, será necesario que establezcas precios que cada padre o tutor pagará para cubrir los gastos del jugador. Estos gastos incluyen las cuotas de inscripción, el sueldo de los árbitros, equipaciones e instalaciones para entrenamientos y partidos. Es aconsejable abrir una cuenta bancaria del equipo para así administrar el dinero de manera más fácil. Si no cuentas con muchos medios para empezar, puedes buscar un patrocinador local que ponga su nombre en las camisetas del equipo.


4. Afiliación y seguro

Entérate de qué ligas se juegan en tu área y elige una a la que afiliarte. La afiliación supone una garantía de calidad al equipo y una plataforma en la que apoyarse en caso de ciertos conflictos. También es importante contratar un buen seguro que cubra bien a todos los componentes del equipo, requisito indispensable para afiliarse.

 


5. Recluta a tus miembros de equipo

Por último pero no menos importante, tendrás que nombrar a los miembros de tu equipo. Para mantener un equipo de fútbol base es necesario llevar al día muchos asuntos diferentes, desde los temas financieros hasta los entrenamientos, lo cual no podrás llevar hacia delante tú solo. Para cubrir estos puestos puedes pedir voluntarios, por ejemplo, entre los padres de los jugadores.

Volver
Contenido relacionado