4 nuevos ejercicios para trabajar con los porteros

A lo largo de la temporada todos los entrenadores deben dedicar muchas sesiones en solitario para trabajar específicamente con los porteros del equipo. Como figura esencial dentro del equipo, las sesiones deberán estar correctamente planificadas por todo el cuerpo técnico.

Como ya hemos comentado en varias ocasiones, la figura del portero adquiere en la mayoría de las ocasiones un tinte de posición solitaria y especial. Y ya que los porteros deben ser muy fuertes mentalmente especialmente durante los partidos, los entrenadores deben planificar de forma adecuada los entrenamientos semanales de sus porteros. Lógicamente para que mejoren con el paso de las semanas y para que al mismo tiempo se sientan importantes. En este sentido y como ocurre con el resto de posiciones, es necesario ir variando los ejercicios propuestos o modificando los que se plantean con mayor asiduidad. Y no solamente se deberían trabajar ejercicios basados en la parada o el blocaje del balón sino que es importante potenciar todos los aspectos que harán que el portero pueda ser mucho más influyente: además de trabajar el típico disparo a puerta, es desable practicar el uno contra uno, las salidas por alto laterales, los pases con el pie y con la mano, las anticipaciones, la agilidad, la velocidad de reacción, etc.


Para el entrenamiento de los porteros, un aspecto muy importante a tener en cuenta en cualquier equipo de fútbol es el número de integrantes que forman el cuerpo técnico. Muchos equipos no tienen un entrenador específico de porteros o no pueden contar con él de manera exclusiva, puede que el cuerpo técnico esté compuesto únicamente por el entrenador y el segundo entrenador o preparador físico o incluso puede darse la situación que equipos de iniciación solo puedan contar con el entrenador. Estas circunstancias pueden complicar el trabajo y los planteamientos de los entrenadores, pero será una labor fundamental saber organizarse para llevar a cabo trabajos específicos con los porteros.

4 ejercicios para nuestros porteros


  • Ejercicio 1: uno de los porteros se colocará en la portería mientras que el otro se situará delante dándole la espalda un metro por delante de la línea del área pequeña y entre dos conos que harán de portería. El entrenador irá jugando con pases cortos y rasos con el portero de los conos y sin avisar realizará un disparo más fuerte intentado que vaya entre las dos porterías. Los dos porteros deberán intentar rechazar el balón y el que está en la portería real, tendrá ciertos problemas ya que el primer portero le dificultará la visión del balón como ocurre en muchas situaciones de partido.


  • Ejercicio 2: desde el lateral y cerca del córner, se le enviarán balones al portero para que realice los blocajes. Después deberá sacar lo más rápido posible para mediante un pase, meter el balón en unas porterías delimitadas por conos. Se pueden añadir variaciones en el ejercicio como situar a delanteros contrarios en los centros laterales u obligar a ir cambiando el pase posterior del portero primero con la mano y luego con el pie.


  • Ejercicio 3: el portero estará sentado en el centro de la portería y a la señal del entrenador se levantará rápidamente para realizar un palmeo y enviar el balón por encima del larguero. A continuación, realizará una carrera lateral hacia un cono situado en el centro para posteriormente recibir un disparo por el lado en el que se ha iniciado el ejercicio.


  • Ejercicio 4: el portero se colocará junto a su palo izquierdo y recibirá un pase lateral hacia delante para realizar un blocaje raso con caída. Después se levantará, girará y lanzará con la mano el balón delante del otro portero situado entre conos para que rebote y que este trabaje los reflejos. Tras este lanzamiento, pasará por detrás un cono que estará a su derecha y con paso lateral intentará detener un balón lanzado por el entrenador, situado dentro de la portería, contra el reboteador.


Los entrenadores deberán ir modificando el tipo de ejercicios para evitar la monotonía y motivar a sus guardametas, potenciar al máximo sus capacidades y hacerles sentir importantes dentro del grupo. Además, hay una gran variedad de ejercicios en los que se necesita material adicional pero al mismo tiempo hay muchos en los que con un balón y unos conos se puede trabajar muy bien con los porteros. Esto ayudará mucho a los entrenadores con pocos compañeros dentro del cuerpo técnico.


Volver
Contenido relacionado